Amasa, un nuevo obrador artesano sencillamente maravilloso. - Amasa Obrador de Buen Pan

Amasa, un nuevo obrador artesano sencillamente maravilloso.

Silene en Amasa

Amasa es una panadería artesanal y ecológica que acaba de abrir en Majadahonda el pasado mes de diciembre. Su apuesta es un pan de calidad, hecho con masa madre 100% natural y ecológica. Un pan sin atajos, sin secretos. Sólo pan.

Las grandes ventanas de Amasa nos descubren los secretos del buen pan. En este obrador elaboran sus productos a la vista. Y es que para hacer pan hacen falta muy pocas cosas: harinas ecológicas de primera calidad, agua, sal… y tiempo. Amasa es una defensa de lo clásico, lo honesto, lo sano, lo bueno. El pan que sabe a pan.

Lo que hace especial este producto es su masa madre, el corazón del pan, a la que hay que mimar y alimentar cada día, y que le aporta sabor, aroma y larga conservación. La masa madre natural en un fermento compuesto de harina y agua que no contiene ningún tipo de levadura añadida, ya que en la propia harina hay multitud de levaduras y bacterias que provocan la fermentación de las masas de manera espontánea. Esta forma de fermentación, tan antigua como el propio pan, aporta un sabor y aroma especiales a las masas.

Panes de kamut o integrales, de harina de espelta, de semillas, hogazas con tomate secos o aceitunas, panes elaborados con aceite de trufa y parmesano, de chocolate y frutos secos,… En su obrador se dedican a amasar, fermentar, formar, levar y cocer con mucho cariño panes artesanos realizados con excelentes harinas ecológicas y sin ningún tipo de aditivo artificial. Como resultado, un pan 100% natural con aromas embriagadores y sabores fuera de lo común.

Aprendiendo a comer buen pan

En su afán por producir más en menos tiempo, hace años que las grandes panificadoras banalizaron el pan, abaratando el coste de producción con fórmulas industriales y masas precongeladas, reduciendo drásticamente la calidad del producto.

Recientemente, la vuelta a lo artesanal es una tendencia que defiende el valor de lo auténtico, y la elaboración de pan casero se enmarca dentro de una corriente más amplia: aquella que persigue alimentos sostenibles y de calidad. Ante la demanda de panes de toda la vida, sin conservantes ni aditivos, se abre paso una tendencia: la apertura de panaderías donde rendir culto a un alimento tan básico y tan antiguo como el pan. Baluard, Turris, Daniel Jordà, L´espiga d´Or o Panic son buenos ejemplos de ello.

Un nuevo negocio lleno de encanto

Amasa se encuentra en un céntrico local, pequeño y luminoso, decorado con el inconfundible sello personal de Silene, su dueña. Además de su variedad de panes, ofrecen al paladar del cliente un surtido de cookies, cupcakes, bizcochos y otros productos de repostería casera que, junto a su excelente café, harán de este local un destino panarra obligatorio en la zona noroeste de Madrid.

No hay nada mejor que un pan bien hecho, ya sea para un rico y nutritivo desayuno, acompañando nuestras comidas, como el sabroso instrumento que nos ayuda a no desperdiciar ni una gota de una buena salsa o como materia prima de un buen bocadillo.

El atractivo del pan radica en la humildad de los medios utilizados, el contacto directo con la masa y, sobre todo, la magia de la masa madre, un organismo vivo en estado latente al que se puede despertar y alimentar de forma que crezca y se expanda hasta proporcionar sabor y textura.

Hoy en día ha vuelto un gran interés por las cosas sencillas y bien hechas, y una hogaza de pan casero está más de moda que nunca.

El empleo de masa madre para la fabricación del pan es una práctica que existe desde la Antigüedad. Amasa sólo usa en sus productos harinas ecológicas provenientes de cultivos limpios de pesticidas, herbicidas y fertilizantes químicos.

En Amasa se cuida al detalle el gusto por el pan de verdad, bien leudado, que huye de artificios y se centra en entregar al cliente un sabor tradicional, exquisito y auténtico. Una elaboración respetuosa en ingredientes y tiempos de fermentación, más el horneado, logra desplegar todo el potencial aromático y gustativo del cereal.

Los panes de Amasa se realizan poco a poco, respetando los tiempos de reposo de la masa, y con sólo agua, harina y sal ecológicas.

Si quieres realizar tu propio pan casero, en Amasa encontrarás todos los ingredientes y utensilios necesarios para iniciarse en esta aventura: harinas panaderas, semillas, bannetons, rasquetas y cuchillas, telas de lino…

Descubre todos los secretos del pan en sus catas y talleres, organizadas tanto para adultos como para niños.

En Amasa quieren recuperar la memoria del pan y los sabores sencillos y puros.