Por qué el pan ya no sabe a pan

Congelado o no, la miga, la corteza, la masa madre, la cocción, la fermentación… todo influye a la hora de hacer un pan, ingrediente clave de la dieta mediterránea y clave para los deportistas.

Durante años el pan ha sido denostado, casi considerado el enemigo, ya fuera para dietas, comidas saludables… Hoy, pese a que el consumo aumenta levemente, se ha pasado a vivir un nuevo resurgir.

Y es que los hidratos de carbono son una fuente esencial de nutrientes y proporcionan la energía que necesita nuestro cuerpo para su funcionamiento normal. Por eso, entre el 50 % y el 60 % de las calorías que ingerimos diariamente deberían provienen de los cereales, que ayudan a completar la cantidad recomendable de tomar de 4 a 6 raciones de cereales al día. Y el pan, forma parte de ello.

El pan es necesario para los deportistas

El pan también ayuda a obtener todos los nutrientes que son necesarios en una dieta equilibrada, porque aporta fibra, vitaminas (tiamina, riboflavina, niacina, piridoxina, ácido fólico) y minerales (selenio, calcio, hierro, yodo, magnesio, zinc), según explican desde Pan cada Día.

De MasterChef a Amasa

silene da rocha
Silene da Rocha trabaja en su propio obrador de pan. Amasa

Preguntamos a la creadora de Amasa, la concursante de MasterChef Silene da Rocha, quien al tener hijos se dio cuenta que queria que ellos sintieran también el sabor y el buen hacer de lo hecho en casa.  ¿Qué está pasando con el pan? «El pan vive una gran revolución, un renacer, ya no es un villano en la alimentación. Pero solo si hablamos de un pan de verdad, 100 % ecológico, 100 % masa madre», nos cuenta a Deporte y Vida.

¿Cómo saber si es pan congelado? «Difícil saber si es congelado o no, ahí no está el kit de la cuestión. Lo fácil es saber si es un buen o mal pan. Un pan bueno con una congelación y descongelación adecuada sigue siendo un buen pan. Que el pan esté congelado no es malo», añade. De hecho, muchos restaurantes tienen pan congelado, «buscan no tener mermas y servir un pan calentito que es lo que más se parece a un buen pan», añade.

Y si preguntamos por el secreto de un pan bien hecho, da Rocha lo tiene claro, «ingredientes de máxima calidad y pureza, 100 % ecológicos, masa madre y tiempo de fermentación«, explica.

Silene, como surge Amasa tras tu paso por MasterChef, «Ja ja ja me emociona mucho esta pregunta, al tener mis hijos recordé cómo en mi casa siempre hacía el pan con la abuela María o con mi madre. Todos los dulces, entre otras cosas, se elaboraban en casa. Sentí la necesidad de ofrecer lo mismo a mis hijos y a mi familia y quise rescatar este saber ancestral. Y después, por qué no, compartirlo con todas las familias», nos cuenta.

La miga o la corteza, ¿por qué estamos divididos también en este sentido? ¿Qué está más rico? «Hay muchos mitos pero en realidad es una cuestión de gustos. La corteza tiene un sabor inigualable por tantos matices y su textura crujiente, sin embargo para mojar y rebañar el plato siempre la miga. Toma pan y moja«, dice.

La gran pregunta, ¿cómo se hace una buena miga de pan? «Con buena hidratación y un amasado con mucha alegría», aclara.

¿Master Chef fue un sueño?

Ha sido una gran oportunidad de aprendizaje, una experiencia inolvidable para lo bueno y para lo malo.

¿Cuál fue el plato que preparó en el programa del que más orgullosa se siente?

El camaron a moranga un plato espectacular de la culinaria brasileña con calabaza al horno y gambas

Cuando ve que de sus panes no quedan ni las migas, ¿qué siente?

Alegría y satisfacción inmensa saber que disfrutan con nuestros panes

Si no hubiera enfocado su vida a la restauración, a la panadería en este caso, ¿qué otra profesión hubiese soñado hacer?

Ser médico por el mundo. Ser pianista, cantar y llevar la música y la alegría por donde fuera.

¿Quieres recibir pan para toda la semana?

¡Te lo ponemos fácil!

Ahora podrás recibir packs mensuales de pan y delicias Amasa para toda la semana en la puerta de casa.